Posted on

Notas sobre Stanley Kubrick (La exposición) para el programa de radio A medios chiles

Al entrar a “Stanley Kubrick (La exposición)” nos encontramos con los primeros trabajos del artista como fotógrafo, tal vez lo menos interesante para los amantes del cine, pero lo más interesante para su servidor, que hace tiempo que se dedica a la enseñanza de la imagen y entre cuyas pasiones se cuenta el cine.

En la primera sala encontramos un grupo de fotografías elaboradas por Stanley durante su adolescencia, sus primeras imágenes las realiza a los 13 años, con una cámara Graflex que le regala su padre.

Kubrick

Estas imágenes dan muestra ya del imaginario de Kubrick, fotografías realizadas para el diario escolar con las que rápidamente empieza a destacarse, desde entonces se nota en él un gran sentido comercial y una visión de futuro al firmar sus imágenes impresas como: “Stan Kubrick Photo 1414 Shekaspeare Ave. NYC”. Más tarde, a los 17 años, logra realizar una imagen que lo llevara a las páginas de la revista Look.

La muerte del presidente Franklin D. Roosevelt el 12 de abril de 1945 es el evento que hace que Kubrick convenza a un vendedor de periódicos a posar para una fotografía. En la imagen dicho personaje aparece con cara triste, descansando la cabeza sobre su mano, ilustrando así los encabezados del periódico “Franklin D. Roosevelt Dead”. Stanley lleva esta imagen al editor de la revista Look que la compra luego de la amenaza del joven de llevarla a otra revista. El equipo de Look no solo le compra la imagen sino que lo contrata para la realización de reportajes fotográficos del corte de la revista, en aquellos años de las más importantes, junto con Life, de la naciente nación americana y cuyo papel consistió en generar la ideología del “American way of life”.

Stan que gustaba, además de la fotografía, de tocar Jazz y de jugar ajedrez, sabía de la importancia de encontrar un estilo y una forma diferente de contar las cosas, por lo que logra ganarse con trabajo el respeto de sus compañeros fotógrafos, formando parte de la revista durante sus mejores años.

Admirador de grandes fotógrafos de su época como Diane Arbus, en quien se inspira más adelante para hacer su clásica imagen de las gemelas con vestido azul de la película The Shining, y Henri Carier Bresson, por su trabajo de calle, el joven artista logra hacer una síntesis de los estilos fotográficos prevalecientes en la época, toma de Bresson el ya conocido y discutido momento decisivo, ese instante único e irrepetible, y de Diane Arbus el detalle anodino en la imagen que genera un “punctum” en el espectador.

Diane Arbus

Kubrick lograra crear imágenes bellas, con una gran composición fotográfica y un estilo propio, cargadas ya de un movimiento subjetivo que sintetiza el tiempo estático con la acción generada por los detalles.

Ese “punctum” del cual Barthes hablaba, ese momento que conmueve, es llevado más adelante en innumerables ocaciones a la cinematografía de Kubrick, sólo basta recordar el hueso lanzado por el simio al espacio y que se convierte en una nave espacial, o a la ya mencionada escena de The Shining en la que Danny vaga por los pasillos en su triciclo y se encuentra de frente a un par de niñas gemelas hijas asesinadas del anterior cuidador, o la escena terrible de Pyle volándose la cabeza con un rifle en Full Metal Jacket.

Stan, para los cuates, logra generar desde su ya temprana incursión en la fotografía fija una imagen premonitoria de lo que veremos más adelante en sus películas, no es extraño entonces que las cintas de Kubrick estén llenas de imágenes extraordinariamente bellas y emocionales, es sin lugar a dudas uno de los cineastas más importantes de nuestros tiempos y un referente visual para cualquier fotógrafo profesional o bisoño.